Buscar este blog

27 de diciembre de 2015

El Triángulo del Talento del PMI


Recientemente, PMI ha actualizado el programa de requisitos de certificación continua (Continuing Certification Requirements -CCR-). Es sabido que todo aquel que posea una titulación del PMI debe renovarla cada 3 años, acreditando que ha conseguido un número determinado de unidades de desarrollo profesional (Professional Development Units -PDUs-). Cada PDU se puede conseguir por cada hora de asistencia a una formación planificada y estructurada o bien por cada hora dedicada a una serie de actividades relacionadas con la gestión de proyectos.

20 de diciembre de 2015

¿Cómo gestionarán proyectos nuestros hijos?


Como es bien sabido, el año de nacimiento nos permite etiquetar a una persona como baby boomer, generación X, Y o Z. Ejemplos clásicos de baby bommers son Steve Jobs, Bill Gates, etc., y quizá el ejemplo más típico de millenial (generación Y) sea el joven fundador de Facebook, Mark Zuckerberg. Pero como hoy en España es día electoral, los ejemplos inevitables son Mariano Rajoy como baby boomer, Pedro Sánchez generación X, y Albert Rivera generación Y.

Los que nacieron entre 1946 y 1964 forman parte de la generación baby boom. Los que nacimos entre los años 60 y comienzos de los 80 formamos parte de la generación X. Los miembros de la generación Y (también llamados millenials) nacieron entre los años 80 y comienzos de los 2000. Finalmente, pertenecen a la generación Z aquellos que nacieron entre mediados de los 90 y mediados de los 2000. Dicho de otra forma, los baby bommers tienen una media de edad de 60 años, los de generación X unos 45, los de geración Y unos 35 y los de generación Z tienen menos de 25. Los candidatos deben tener muy presente que hay más un millón y medio de nuevos votantes de la generación Z que votan hoy por primera vez.


Una vez tuve un shock generacional. A mi hija le regalamos una tablet cuando cumplió 7 años. Como veíamos que se dedicaba demasiado tiempo a jugar, su madre y yo decidimos instalarle aplicaciones educativas, como una para pintar mapas mentales, así podía hacer esquemas cuando estudiaba. Un día mientras estaba yo en un intermedio dando clase, me llega un mensaje de mi hija por Google Hangouts: “Hola papá, ya he terminado el esquema, mamá dice que me ha quedado genial!!” Yo le respondo: “Estupendo hija, cuando llegue a casa me lo enseñas”. Ella me responde “No, te lo mando”.

Les confieso que me quedé un poco perplejo. ¿Cómo me iba a enviar el esquema? ¿Exportaría el fichero desde la aplicación y me lo enviaría como anexo en un mensaje? ¿Supondría que yo había instalado la aplicación en mi teléfono y podría abrirlo en la nube? ¿Se habría instalado otra aplicación que yo no conocía para compartir y visualizar? A ver, que yo soy teleco, especialidad telemática, se supone que debo saber cómo se transmite la información ¿no? Pues bien, en menos de un minuto me llegó el esquema que había hecho mi hija. Efectivamente, le había quedado genial. ¿Cómo me lo envió?

13 de diciembre de 2015

No preguntes el % completado


En este post quiero recordar a la gran Rita Mulcahy, una de las personas que más ha contribuido a nuestra profesión. Si bien muchos conocimos a Rita a través de su famoso libro para preparar el examen PMP, libro con el que yo me preparé y que sigo recomendado a pesar de haber escrito yo otro sobre el mismo tema (ante la calidad hay que descubrirse), estoy seguro de que cuando Rita brillaba más era en sus cursos y en sus ponencias. De todos los vídeos de Rita que yo he visto en YouTube, sin duda el que me parece más inspirador es este sobre cómo se debe controlar un proyecto:


5 de diciembre de 2015

La Economía Colaborativa para saltar el muro



Recordemos una vez más la metáfora del “muro” que a mi modo de ver simbolizaba muy bien las ineficiencias de nuestra profesión:
  • Profesores de project management con experiencia didáctica convencidos de que enseñar gestión de proyectos es la mejor forma de aprender, pero a los que no les parece justa la retribución que reciben por parte de quien les busca alumnos. Alumnos de gestión de proyectos que no pueden permitirse pagar cursos tan caros, y cuando lo hacen no saben si el instructor es bueno o malo.
  • Project managers con aptitudes, tiempo y ganas de gestionar más proyectos, pero limitados a las oportunidades de su entorno. Patrocinadores con proyectos que gestionar, pero que no pueden permitirse contratar a un project manager en plantilla, pagar por herramientas corporativas de gestión de proyectos, etc.
  • Consultores en gestión de proyectos independientes, o empresas de consultoría en gestión de proyectos, que han asesorado exitosamente a organizaciones sobre procesos, técnicas y herramientas en gestión de proyectos, ven limitadas sus opciones de ofrecer asesoramiento porque sencillamente no se lo piden, o las empresas que lo hacen ya les indican cómo deben resolver el problema de project management: implantando tal o cual herramienta PPM. Como estas herramientas son muy caras, las organizaciones necesitan consultores para implantarlas, pero un problema de project management rara vez se resuelve solo implantando herramientas, ojalá fuera tan sencillo. En mi opinión, la analogía con las herramientas ERP ha perjudicado al sector de la consultoría en project management. Implantar SAP, por ejemplo, resuelve muchos problemas de gestión de recursos empresariales, y tiene sentido transformar la empresa para usar SAP. Sin embargo, gestionar operaciones no es igual que gestionar proyectos: hay empresas que terminan sus proyectos con éxito sin herramientas de project management. Cuando la mayoría de los proyectos de una empresa terminan tarde, con sobrecoste, sin cumplir los objetivos de calidad, etc., esto no lo resolverá una herramienta por costosa que sea. Desde mi experiencia como consultor he visto muchos clientes que han pagado por herramientas muy caras para gestionar sus proyectos, pero que usan muy pocas funcionalidades. La raíz de estos problemas, que un buen consultor sabe identificar y solucionar, suele ser más profunda, y quizá no sea tan cara la solución. Por otra parte, desde el lado de la demanda, hay muchas organizaciones ejecutoras que tienen problemas reales de gestión de proyectos pero no encuentran a los consultores adecuados, les parece que lo único que ofrece el mercado son vendedores de herramientas.

¡Cuántas capacidades ociosas, talento desaprovechado, intermediarios innecesarios, consumidores desatendidos! ¿Podríamos plantear una especie de pértiga para saltar este muro con ayuda de la economía colaborativa? Nosotros pensamos que sí. PMPeople se dirige a los profesionales del project management que requieren servicios de valor sin intermediarios innecesarios, usando modelos de la economía colaborativa validados por empresas de extraordinario éxito como Uber, Airbnb, Blablacar, TaskRabbit, Instacart, etc.