Buscar este blog

Cargando...

13 de febrero de 2013

¡Ya ha salido mi libro!

Estimados lectores,

Quería anunciarles que ya ha salido mi nuevo libro Los Hábitos de un Director de Proyectos Eficaz, publicado por la editorial Díaz de Santos, con prólogo de mi estimado colega Alfonso Bucero. Aprovecho este post para darle las gracias. De momento solo está disponible en formato papel. Tiene un precio de 22€. El formato e-book lo tienen previsto, pero tardará unos meses. Por ahora pueden adquirirlo de varias formas:
Aquí pueden descargar el índice.

A todos ustedes les agradezco el constante seguimiento y los comentarios que van compartiendo. Sigan haciéndolo, por favor. Me animan mucho para continuar.

Muchas gracias!!

Jose Barato.
 

[...]

Hay pocas profesiones más orientadas a objetivos que la del Director de Proyectos. A los Directores de Proyectos nos miden casi exclusivamente por los resultados. Es una profesión muy injusta porque si conseguimos llevar el proyecto a su destino, entonces nadie nos felicita, pero si hay algún tropiezo todo el mundo nos critica, o peor aún: ¡nos reemplazan! Sin embargo, el proyecto es algo que no “hace” el Director de Proyectos, son las personas del equipo quienes deben realizar las actividades para obtener el producto del proyecto. El trabajo del proyecto no cae propiamente en nuestra zona de control, nuestra misión es básicamente la de coordinar lo que hacen otros.
 
Un Director de Proyectos Eficaz es aquel que regularmente termina sus proyectos en plazo, coste, alcance y calidad. Para ser un Director de Proyectos Eficaz, hay que aplicar una gestión basada en buenos hábitos y en principios.
 

Esta es la única receta del éxito generalizable en gestión de proyectos: aplicar buenos hábitos y un liderazgo basado en principios.

 
Es necesario, aunque no suficiente, conocer las técnicas y prácticas de gestión y del sector, no 
reinventar la rueda, aplicar lecciones aprendidas, etc. Pero además, para conseguir que las cosas se hagan y para que los interesados acaben contentos, hay que tener un carácter basado en buenos hábitos.
 
Los proyectos siguen la “ley de la cosecha”, son sistema “naturales”, no “artificiales”. En un sistema natural, como una explotación agrícola, el agricultor debe hacer lo correcto durante todo el año, y al final, si tiene suerte, tendrá una buena cosecha. De igual manera, en un proyecto tampoco hay atajos, el Director de Proyectos debe aplicar buenos hábitos para comprometerse, visualizar, ejecutar, negociar, comunicar, liderar, y aprender, y solo entonces, si tiene suerte, su proyecto será un éxito. 


Si aplica un carácter basado en estos hábitos, su proyecto es muy probable, nunca es seguro, que termine en plazo, coste, calidad y con la funcionalidad requerida. Además y más importante, como resultado adicional, es posible que se forme un equipo verdaderamente sinérgico y cohesionado (aunque esto depende más de ellos mismos que de usted: no hay team building, solo hay team growing).
 
[...]