Buscar este blog

8 de septiembre de 2013

La gestión del cambio según PMI

En el entorno económico actual, las organizaciones compiten ferozmente y pocas lograrán la sostenibilidad a largo plazo. Hay una gran diferencia entre supervivencia y sostenibilidad. Las organizaciones sólo son genuinamente sostenibles si pueden adaptarse a la realidad cambiante, y hoy día la realidad cambia mucho más rápido que en los años 90. Tampoco es que haya que cambiarlo todo: deben seguir fieles a sus principios sobre la visión/misión, pero hay que aceptar que todo lo demás está sujeto a cambios: Deben cambiar continuamente para ganar más contratos, aumentar los ingresos y el valor para el accionista. Deben cambiar para vender y entregar productos y servicios de mejor calidad a los clientes. Deben cambiar para que la gente trabaje cada día mejor y también deben cambiar para optimizar y cumplir los procesos.

Sobre gestión del cambio se ha escrito mucho. En este blog he publicado traducciones de algunos textos de Tom DeMarco, que desarrolla admirablemente el factor psicológico del cambio organizacional, el lado humano del cambio en las empresas. Como muestra pueden leer los posts: Todo el mundo odia el cambio y Un modelo de cambio eficaz.

Para abordar los aspectos no psicológicos del cambio organizacional, les recomiendo la lectura de un documento publicado recientemente por PMI. Se titula Managing Change in Organizations. Puede descargarse (gratuitamente por tiempo limitado) a través de la web de PMI, en el siguiente enlace: http://www.pmi.org/Knowledge-Center/Change-Management/Change-Management-Form.aspx

Este documento de PMI, a mí me ha parecido muy interesante por muchas razones, entre otras:

  • Recopila y resume las buenas prácticas y enfoques imprescindibles globalmente reconocidos y aceptados sobre gestión del cambio organizacional (son muy recomendables los documentos citados en la bibliografía, algunos de los cuales también pueden descargarse sin coste).
  • Propone un marco muy bien estructurado para abordar el cambio organizacional a nivel de portfolios, programas y proyectos, a la vez que ayuda a comprender mejor los estándares de PMI.
  • Desarrolla muy bien cuál debe ser el papel como agente del cambio del Portfolio Manager, del Program Manager y del Project Manager.

La última de las razones es la que a mí me parece la más importante. Si gestionamos proyectos, programas o portfolios, entonces somos agentes del cambio. Nuestra empresa puede cambiar para ser sostenible si la alta dirección toma las decisiones correctas sobre la estrategia y las finanzas, pero alguien tendrá que encargarse de hacer que los cambios se implementen de manera efectiva, ¿no creen?