Buscar este blog

21 de octubre de 2012

El paradigma de "Equipo Completo"

 
En el post de la semana pasada “Apreciar las Diferencias”  decíamos que el Director de Proyectos depende totalmente de su equipo, y que lo único que puede hacer para sembrar el éxito en su proyecto, aparte de procurar que su equipo trabaje con las condiciones ambientales idóneas, es tratar de reclutar a las personas ideales para trabajar en equipo con el máximo desempeño en este proyecto.

Si queremos reclutar al equipo ideal, tenemos que perseguir que nuestro equipo sea completo y equilibrado. De lo contrario tendríamos que cubrir alguna carencia. Quizá no podamos forzar que el equipo se forme, depende de ellos, pero reclutar personas sí está en nuestro alcance de gestión.

Utilizando la analogía del paradigma de “Persona Completa”, el paradigma de “Equipo Completo” debería cubrir los 4 tipos de inteligencia:
  • Resultados (inteligencia física -cuerpo-): Que el equipo esté orientado a resultados. Disciplina y perseverancia para conseguir que las cosas se hagan.
  • Habilidades (inteligencia mental): Que el equipo esté orientado al conocimiento. Contar con la capacitación y habilidades necesarias para desarrollar los trabajos.
  • Colaboración (inteligencia emocional -corazón-): Que el equipo esté orientado a la colaboración entre las personas. Saber entenderse y coordinarse para trabajar en equipo.
  • Transcendencia (inteligencia espiritual):  Que el equipo esté orientado a  la transcendencia dentro de la organización. Llegar a ser un todo sinérgico capaz de auto-gestionarse y repetir la excelencia si esas personas vuelven a tener la oportunidad de trabajar juntas en otro proyecto.


El psicólogo inglés Dr. Raymond Meredith Belbin, en su libro “Management Teams” concluyó experimentalmente que los miembros de un equipo eficaz deberían cubrir 9 roles al gestionar y ejecutar los trabajos:
  • Roles orientados al conocimiento: Cerebro, Monitor-Evaluador, Especialista.
  • Roles orientados a la acción: Impulsor, Implementador, Finalizador.
  • Roles orientados a las personas: Coordinador, Cohesionador, Investigador de Recursos.

Los roles de Belbin encajan en el paradigma de “Equipo Completo”:

 
Belbin no propone ningún rol orientado a la “transcendencia del equipo”, pero esta clasificación ya es suficientemente útil para que un Director de Proyectos analice si su equipo es completo y equilibrado, y a partir de este conocimiento, utilice su mejor juicio para tomar decisiones y obrar en consecuencia.

En la tabla siguiente se incluye una breve descripción de cada uno de estos 9 roles de Belbin, indicando su principal contribución, así como sus principales puntos débiles.