Buscar este blog

20 de noviembre de 2011

Culpable de “teamicidio” Nº 7: El control sobre las camarillas


Las palabras “equipo” y “camarilla” (clique, en inglés) son tan diferentes como “brisa” y “corriente”. Las dos significan cosas muy parecidas “flujo de aire fresco”, pero “brisa” tiene una connotación agradable, mientras que “corriente” es algo molesto. La gente usa “equipo” cuando el estrecho lazo que une a las personas es agradable, y usan “camarilla” cuando el grupo representa una amenaza. 

Las razones que unen a un equipo cohesionado y sinérgico son más fuertes que las que les unen a la empresa, por eso está siempre el temor a una fuga en masa. Los equipos cohesionados y sinérgicos pueden ser arrogantes, auto-suficientes, irritantes y excluyentes, pero sirven mejor a los auténticos objetivos de la dirección que cualquier otra combinación de elementos intercambiables. 


En uno de sus seminarios, uno de los participantes le hizo la siguiente observación a Tom DeMarco: “Nuestra dirección sólo parece ser consciente de los equipos cuando da pasos específicos para que desaparezcan”. 

Muchas organizaciones aplican activamente políticas corporativas específicas que garantizan que los equipos desaparezcan. He aquí dos ejemplos:

  • Política para que la gente trabaje con el mayor número de colegas distintos, en sus diferentes asignaciones proyecto a proyecto, a lo largo de su carrera profesional.
  • Política para que los proyectos próximos al cierre tengan que disolverse poco a poco para que el personal responsable de gestionar los recursos pueda ir colocándoles progresivamente en nuevos proyectos. 

Otras organizaciones no dan pasos específicos para desmantelar equipos, pero sin embargo no se preocupan por darles continuidad.

Los beneficios del trabajo en equipo y la energía que se consigue en los equipos cohesionados son artículos de lujo en nuestra sociedad. Además de los beneficios económicos tangibles, los equipos cohesionados tienen otras características muy positivas para a empresa:

  • Baja rotación
  • Gran sentido de identidad
  • Sentimiento elitista
  • Sentido de propiedad conjunta del producto
  • Sentido evidente de logro y disfrute

¿Por qué las organizaciones parecen ser tan insensibles con los equipos? 

Parte de la explicación ya se ha mencionado: La inseguridad de la dirección (un grupo es menos controlable que un individuo). 

La otra parte de la explicación es la escasa conciencia de equipo que suele tener la alta dirección. El equipo cohesionado y sinérgico es un fenómeno, tal y como lo describimos aquí, que ocurre solamente en el nivel bajo de la jerarquía:

  • Cuando se habla de los “equipos de dirección”, generalmente se usa impropiamente el término (es rarísimo encontrar un equipo cohesionado y sinérgico en el nivel de la alta dirección). 
  • Cuando los directores participan como miembros de los equipos que dirigen, no son auténticos miembros porque nunca pueden tener una dedicación alta, y  por otra parte los otros miembros tienden a excluirles en el sentimiento de cohesión y sinergia.



Este texto se ha traducido del libro:
Peopleware: Productive Projects and Teams
Tom DeMarco & Timothy Lister. Dorset House Publishing, 1998